Close Menu
Desigualdad

EL SISTEMA NACIONAL DE CUIDADOS EN 5 PUNTOS

EL SISTEMA NACIONAL DE CUIDADOS EN 5 PUNTOS
Por: Códice en colaboración con el CEEY

En tu hogar, ¿quién prepara la comida, quién  hace la limpieza, quién  lava la ropa, quién cuida de niñas/os o quién cuida de tus familiares con enfermedades, discapacidades o adultos mayores? Probablemente es una mujer: tu madre, esposa, abuela, tías, hermanas o una trabajadora que pudiste contratar. Porque en México, el trabajo doméstico y de cuidados tiene cara de mujer.

Muchas mujeres no tienen la oportunidad de elegir entre quedarse en el hogar o salir a trabajar. Aunque quisieran encontrar un empleo para mejorar sus ingresos, se tienen que dedicar a cuidar a sus familiares, pues no tienen acceso a servicios de cuidados por falta de recursos y de programas públicos accesibles y oportunos que les permitan mejorar sus condiciones de vida.

 

Sin igualdad de oportunidades, la movilidad social de millones de mujeres de todos los estratos sociales se ve truncada, y se profundizan las condiciones de pobreza para muchas de ellas y sus familias. Es por ello que el Centro de Estudios Espinosa Yglesias  (CEEY) reconoce la urgencia de que en México se establezca un Sistema Nacional de Cuidados (SNC) que nos beneficie a todes, publicando  recientemente  un estudio1

 

Aquí te resumimos los 5 puntos que tienes que conocer sobre el SNC:

 

1. ¿Qué es el Sistema Nacional de Cuidados?

Es un conjunto de políticas, programas y acciones articulados para garantizar los derechos de todas y todos aquellos que necesitan y brindan cuidados. En México, este sistema está siendo impulsado por varios colectivos y organizaciones de la sociedad civil, además, existen iniciativas para crear la Ley General del Sistema Nacional de Cuidados y reformar los artículos constitucionales 4 y 73 .2

 

2. Relación con la movilidad social

La movilidad social es el cambio en las condiciones socioeconómicas de las personas, es decir, las mejoras o retrocesos en educación, salud, ingresos, ocupación, etc. Este cambio depende en mayor medida de factores fuera del control de las personas, como el lugar en donde nacieron, su tono de piel o la educación que alcanzaron sus padres, entre otros.

 

Dentro de estos factores el CEEY calcula que la protección social, los cuidados infantiles y otros servicios de cuidados determinan el 11 % de la desigualdad de oportunidades a nivel nacional, mientras que para las personas que se encuentran en los niveles socioeconómicos más bajos determina el 38%.3

 

El problema de esto es que en México la seguridad social está determinada por las condiciones de trabajo, pues únicamente  los empleos formales gozan de este derecho, dejando a más de la mitad de la población (56% de la población de 15 años o más) en situación de vulnerabilidad, especialmente a las mujeres.4

 

Como mencionamos antes, el trabajo doméstico y de cuidados rara  vez es pagado y no cuenta con protección social. Sin embargo, a través de un SNC se podrían mejorar las condiciones de trabajo de las personas cuidadoras, las que reciben pago y las que no. Dando la opción de decidir, con mayor facilidad,  participar en el mercado laboral y buscar un empleo formal; propiciando también mejores condiciones de aseguramiento y remuneración para las personas empleadas en servicios de cuidados.

 

Asimismo, el CEEY ha encontrado que las opciones de movilidad social aumentan cuando existen esquemas de cuidado. Según sus estimaciones, cuando se puede acceder a sistemas de cuidado infantil  el 63 % de las mujeres que nacieron en los hogares más pobres pueden superar su situación de origen. Además,  las hijas de padres con acceso a protección social que nacieron en situación de mayor pobreza, alcanzan un mejor nivel socioeconómico en su vida adulta que aquellas con padres sin acceso a estos esquemas.

 

3. Componentes del SNC

El SNC propone: i) aprobar la reforma constitucional y propuestas de leyes, impulsadas por el movimiento feminista, para garantizar el derecho al cuidado y al tiempo propio; ii) proveer de más y mejores servicios de cuidados, accesibles dentro y fuera del hogar; iii) mejorar las condiciones de trabajo de todas las personas cuidadoras, que reciben pago y las que no; iv) distribuir mejor las labores de cuidado entre la sociedad, el mercado laboral y las instituciones de gobierno; y v) reconocer la importancia del sector de cuidados como uno de los motores de la movilidad social, así como impulsar su crecimiento a través del gasto público (Economía del cuidado).

 

4. Impacto en la vida de las mujeres o las personas cuidadoras

Las mujeres viven con una sobrecarga de tareas de cuidado que limita su participación en el mundo laboral, educativo, social y político. Ello reduce su posibilidad de mejorar su condición socioeconómica (movilidad social).

 

A través de un SNC las personas dedicadas al cuidado podrían encontrar el apoyo necesario y la libertad para desarrollarse fuera del hogar y acceder a recursos (como la seguridad social) que mejoraría sus condiciones actuales y en la vejez.

 

Asimismo, el SNC puede reducir la violencia familiar y de género, pues fomenta la reorganización de labores de cuidado, reconoce y redistribuye las responsabilidades de hombres y mujeres en los cuidados del hogar y promueve el empoderamiento de las mujeres, a la vez que protege a las personas que requieren cuidados.

 

5. Impacto en la vida de las personas que reciben cuidados

El SNC contempla que existan más y mejores servicios como estancias infantiles, escuelas con horarios extendidos, centros de cuidado para personas mayores y con discapacidad. También busca extender los servicios de rehabilitación, médicos, enfermería y terapéuticos, accesibles dentro y fuera del hogar. Esto permitiría que las personas que requieren cuidados accedan a servicios especializados reduciendo las desigualdades que limitan su movilidad social.

 

Las investigaciones del CEEY concluyen que las desigualdades por condiciones de origen pueden compensarse si se cuenta con protección social y servicios de cuidados. Sin duda, los cuidados son esenciales para nuestro bienestar y alguien tiene que proveerlos, pero las personas cuidadoras no deberían ver limitada su movilidad social por brindar estos apoyos.

 

Es ahí donde el SNC es clave para crear esquemas de seguridad social y servicios de cuidados que mejoren la vida de las personas cuidadoras y las personas que requieren cuidados. El SNC dará estructura y facilitará la provisión de servicios y mecanismos de apoyo al cuidado. Impulsando la movilidad social ascendente de toda la sociedad.

 

Como sociedad mexicana no podemos ser ajenos a la urgencia de implementar un SNC.
En nuestro país la movilidad social es tan baja que 74 de cada 100 personas que nacen en los hogares más pobres no pueden mejorar sus condiciones aunque se esfuercen5, por ello, necesitamos herramientas que promuevan la igualdad, y mejorar el acceso a servicios de cuidados y protección social. Solo con igualdad de oportunidades podremos mejorar la movilidad social en México.

 


[1] CEEY (2022) “Sistema Nacional de Cuidados:Una vía para la igualdad de oportunidades y la movilidad social” Nota de política pública CEEY no.1

CEEY (2022) “Movilidad social, políticas de cuidados y protección social” Documento de trabajo CEEY no.1

CEEY (2022) “Sistema Nacional de Cuidados: un motor para la movilidad social” En Nexos

[2] Expansión Mujeres (2021) El legislativo terminó sesiones sin un Sistema Nacional de Cuidados

[3] Op. Cit. CEEY “Sistema Nacional de Cuidados:Una vía para la igualdad de oportunidades y la movilidad social”

[4] INEGI (2022) Empleo y ocupación- Tasa de informalidad laboral

[5] CEEY (2019) Informe de movilidad social en México 2019

marzo 23, 2022
COMPARTIR
2 COMENTARIOS

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR

Desigualdad
PROTEGIENDO NUESTRO FUTURO
BY Códice / octubre 26, 2020
PROTEGIENDO NUESTRO FUTURO
Ver más
Desigualdad
LA NADA DULCE DESIGUALDAD
BY Códice / septiembre 22, 2020
LA NADA DULCE DESIGUALDAD
Ver más
Desigualdad
COMBATIENDO LA DESIGUALDAD
BY Códice / julio 06, 2020
COMBATIENDO LA DESIGUALDAD
Ver más
Desigualdad
DESIGUALDAD: EL GRAN RETO PENDIENTE
BY Códice / octubre 21, 2019
DESIGUALDAD: EL GRAN RETO PENDIENTE
Ver más

COMENTARIOS

PATRICIA
PATRICIA ARELLANO
agosto 04, 2022

TRABAJO PARA LA SECRETARÍA DE SALUD FEDERAL, EN BASE A LAS CONDICIONES GENERALES DE TRABAJO, SOLICITÉ AL SINDICATO UNA LICENCIA POR 20 DIAS PARA EL CUIDADO DE MI MADRE DE 91 AÑOS QUE SUFRIÓ UNA CAIDA, EL TRAUMATÓLOGO LE RECOMENDÓ REPOSO Y CUIDADOS PROPIOS DE SU EDAD (ALIMENTACIÓN, MEDICAMENTOS, ETC) Y NO QUISIERON OTORGÁRMELA, ¿QUE PUEDO HACER? GRACIAS. CELULAR: 55 13 96 00 32

RESPONDER
PATRICIA
PATRICIA ARELLANO
agosto 04, 2022

TRABAJO PARA LA SECRETARÍA DE SALUD FEDERAL, EN BASE A LAS CONDICIONES GENERALES DE TRABAJO, SOLICITÉ AL SINDICATO UNA LICENCIA POR 20 DIAS PARA EL CUIDADO DE MI MADRE DE 91 AÑOS QUE SUFRIÓ UNA CAIDA, EL TRAUMATÓLOGO LE RECOMENDÓ REPOSO Y CUIDADOS PROPIOS DE SU EDAD (ALIMENTACIÓN, MEDICAMENTOS, ETC) Y NO QUISIERON OTORGÁRMELA, ¿QUE PUEDO HACER? GRACIAS. CELULAR: 55 13 96 00 32

RESPONDER

DEJA TU COMENTARIO

codice_mx